Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia mientras navega. Las cookies que se clasifican según sea necesario se almacenan en su navegador, ya que son esenciales para el funcionamiento de las características básicas del sitio web. También utilizamos cookies de terceros que nos ayudan a analizar y comprender cómo utiliza este sitio web. Estas cookies se almacenarán en su navegador solo con su consentimiento. También tiene la opción de optar por no recibir estas cookies. Pero la exclusión voluntaria de algunas de estas cookies puede afectar su experiencia de navegación.
5%
9788417375522

Haz clic en la imagen para ampliarla

BORREGOS QUE LADRAN

14,90 €

14,16 €

Producto agotado

9788417375522

Reimaginar la educación desde la experiencia de un profesor que nunca supo progr

Editorial DE CONATUS
Número en la colección: 2
Páginas: 140
Tamaño: 140cm X 210cm

Juan Luis Izuzkiza es un profesor de Filosofía del País Vasco que reflexiona con ironía, espíritu guerrero y amor a los alumnos sobre la dependencia de los

Compartir en:

Ver otros productos del mismo autor

Información Extra
Juan Luis Izuzkiza es un profesor de Filosofía del País Vasco que reflexiona con ironía, espíritu guerrero y amor a los alumnos sobre la dependencia de los planes de estudio de la escuela actual. ¿Por qué los alumnos están aburridos? ¿Por qué los profesores asumen un papel de víctimas? ¿Qué papel juegan los padres en todo esto?Las anécdotas de instituto que reflejan la inoperancia de normas prescritas al margen de la realidad dan pie a reflexiones sobre el verdadero espíritu de la enseñanza. ¿Queremos alumnos standard o ayudar a que nuestros hijos tengan un futuro? Las referencias de pensamiento que usa Juan Luis Izuzkiza van desde filósofos de la antigua Grecia a filósofos actuales, intelectuales de nuestro país o psicólogos. Con ellos podemos repensar las relaciones entre padres e hijos, alumnos y profesores, escuela y sociedad en definitiva. Nueve capítulos cortos para disfrutar de una entrada en la realidad.Hay un buen número de padres impotentes y alterados en el trabajo, con temor al aviso del teléfono. ( Su hijo se ha levantado sin permiso a las 10:09. Mensaje recibido a las 10:17). Hay multitud de hijos alterados al saberse continuamente vigilados. Hay un montón de profesores alterados porque todo el mundo está alterado.(Fragmento del capítulo titulado: Bichos haciendo gestos raros)

Productos Relacionados:

9788418582479
5%
9788409168668
5%
9788412027020
5%
9788411316491
5%